Trucos para ruleta Americana

a idea es apostar en ciclos, es decir, dejaremos pasar una serie de jugadas y luego apostaremos dependiendo del resultado, es decir, trataremos mediante un método matemático minimizar la probabilidad de resultado apostando a una serie de números que tienen teóricamente según este método más chances de salir luego de cierto resultado.
Para eso debemos comenzar por anotar las seis primeras bolas que salieron y las llamaremos “pasa” y “falta” o simplemente P y F. entonces se formaría la secuencia PFFPPP.
En este juego, la idea sería que no se deba repetir porque para eso usaríamos de manera progresiva la bola número uno, la dos y la tres, sin apostar.
Pasemos al juego:
En caso de perder los seis primeros lanzamientos, en la cuarta bola jugaríamos una ficha a cada línea de las tres que nos corresponde jugar. Por ejemplo si observamos el paño de la ruleta, la ficha se colocaría una ficha en la media docena del uno al seis, otra en la del siete al doce y por ultimo uno en la del trece al dieciocho.
En caso de que nuevamente perdamos tenemos para jugar entonces dos fichas en las mismas media docena.

amer1Una idea interesante para jugar exitosamente en Ruleta Americana son las apuestas en ciclos. Y ¿Qué debemos hacer?  primero, dejaremos pasar una serie de jugadas y luego apostaremos dependiendo del resultado, minimizando la probabilidad de resultado apostando a una serie de números que tengan más chances de salir luego de cierto resultado.

amer2Para eso debemos comenzar por anotar las seis primeras bolas que salieron y las llamaremos “pasa” y “falta” o simplemente P y F. entonces se formaría la secuencia PFFPPP. En este juego, la idea sería que no se deba repetir porque para eso usaríamos de manera progresiva la bola número uno, la dos y la tres, sin apostar.

En caso de perder los seis primeros lanzamientos, en la cuarta bola jugaríamos una ficha a cada línea de las tres que nos corresponde jugar. Y en caso de que nuevamente perdamos tenemos para jugar entonces dos fichas en las mismas media docena.


Tu comentario