Tragaperras a control remoto

En la ciudad de Udine, Italia un ciudadano chino que estaba radicado hacía unos años en esa cuidad con su familia, comenzó a ganar regularmente en las máquinas tragaperras.

Después de unos meses tanto los empleados del lugar como los jugadores asiduos, comenzaron a sospechar de la sistemática suerte del hombre chino y empezaron a observarlo con detenimiento dándose cuenta que este hombre utilizaba un dispositivo como un mando a distancia o control remoto para manipular las tragaperras.

Al ser realizada la denuncia por parte del casino, se detuvo a este hombre y se supo que él mismo había desarrollado un dispositivo que funcionaba igual que un mando a distancia y tenía la particularidad de interferir en el software de las tragaperras de tal manera que la máquina daba ganancias aunque no hubiera salido la combinación correcta.

Este hombre fue condenado a prisión por el delito de robo especialmente agravado


Tu comentario