¿Suerte o mala suerte?

Los casinos encierran muchas anécdotas, algunas divertidas otras curiosas y están hasta las trágicas.

Una de estas anécdotas cuenta la historia de un hombre que fue invitado por sus amigos a un casino.

Después de su divorcio sus amigos decidieron intentar levantarle el ánimo y lo invitaron a ir a Las Vegas.

Al ser la primera vez que este hombre iba a un casino se encontraba algo perdido y decidió consultar con sus amigos a que juego debería apostar.

Sus amigos que ya contaban con algo de experiencia le aconsejaron que jugara a la ruleta y le explicaron las reglas del juego.

Dicen que generalmente quién va por primera vez a un casino no se va con las manos vacías y este caso no fue la excepción.

Después de unas horas este hombre llevaba ganado cerca de €50.000 euros entre ruleta y tragaperras.

Después de una gran noche este hombre y sus amigos decidieron ir a descansar ya que al día siguiente tendrían que regresar a su casa.

Al despertar se dieron cuenta que se habían dormido y perdían el vuelo, luego de recoger todo muy rápido tomaron un taxi y llegaron al aeropuerto.

Ya en el vuelo camino a casa comenzaron a recordar las anécdotas vividas en su viaje.

Pero al momento de mencionar el dinero este hombre recordó que había dejado el cheque en la mesa de noche del cuarto del hotel.


Tu comentario