Sistema Atila

atila1El sistema Atila es arriesgado, sin embargo, es fácil de aprender y te permitirá conseguir altas rentabilidades y es aplicable tanto para la ruleta americana, francesa o europea, ya que no se tienen en cuenta ni el número cero, ni el número doble cero.

Este sistema está basado en la elección de nueve números de los 36 existentes en ruleta. Los nueve números son a libre elección del jugador, pero una manera recomendable de elegir esos números es mediante la división de los números de la ruleta en cuatro partes de nueve números cada una (1 a 9, 10 a 18, 19 a 27 y 28 a 36). atila2

Una vez elegidos los números, el jugador debe anotarlos uno al lado del otro y comenzar a apostar una ficha a cada uno de esos nueve números. En caso de acertar, se retiran íntegramente los beneficios y se vuelve a apostar una ficha a cada uno de los nueve números elegidos.

Una vez elegidos los números, el jugador debe anotarlos uno al lado del otro y comenzar a apostar una ficha a cada uno de esos nueve números. En caso de acertar, se retiran íntegramente los beneficios y se vuelve a apostar una ficha a cada uno de los nueve números elegidos. Por el contrario, si no se acierta, el jugador deberá apostar en la siguiente ronda dos fichas al primer número elegido y una ficha a los restantes ocho. Si acierta, se retiran todos los beneficios y se parte del principio, es decir, una ficha de apuesta a cada uno de los nueve números. Si no acierta, el jugador tendrá que apostar dos fichas de apuestas al primer y segundo número elegido y una ficha de apuesta a los siete restantes. Tras observar el número obtenido, si hay acierto se retiran los beneficios y se sigue apostando una ficha a cada uno de los nueve números, mientras que si hay fallo, se apostarán dos fichas al primer, segundo y tercer número elegido y una ficha al resto. Así sucesivamente hasta llegar a la cifra de ganancias establecida por el jugador o a la cifra máxima de pérdidas soportable por el jugador. Es muy recomendable que antes de empezar a jugar, el jugador tenga claro el dinero máximo que está dispuesto a perder y que se establezca un nivel de beneficios a alcanzar.

Tu comentario