Ruleta, divorcio y vacaciones

Cuando alguien desea divorciarse cualquier excusa es buena y mucho más cuando se acaba de ganar mucho dinero.

Un curioso caso sucedió cuando un hombre después de muchas peleas y discusiones con su mujer decidió comenzar a ir a un casino cercano a donde vivía.

Después de un tiempo el hombre se hizo aficionado a la ruleta y solía jugar todas las noches.

Ya al haber pasado unos meses la esposa de este hombre un día al regresar a la casa se encontró con que no estaba su marido, ni la ropa de su marido y en su lugar encontró una carta.

En la carta el hombre le cuenta a su mujer que ya no quería seguir con ella y que con el dinero que había ganado en la ruleta se había comprado una casa en otra cuidad ya que la casa donde vivía era de su mujer y que en el momento en que ella estaba leyendo la carta él estaba de vacaciones.

Finalmente se supo por parte de algunos jugadores del casino que frecuentaba este hombre, que ganaba sistemáticamente casi todas las noches y que luego de unas copas comentaba que estaba ahorrando dinero para irse ya que no soportaba a su mujer.

Pero bien lo dice el dicho “afortunado en el juego desafortunado en el amor”


Tu comentario