Orígenes del bingo

El bingo surge a partir de un juego italiano de lotería muy popular en el siglo 15. Luego que el juego fuera creado en Italia fue modificado por franceses y alemanes y al llegar al siglo 18 el juego se había extendido por toda Europa y un siglo más tarde su popularidad había alcanzado todo el territorio de los Estados Unidos.

A partir de ahí el juego comenzó a usarse por distintas instituciones como medio para recaudar fondos.

Luego de la mano de los avances tecnológicos se han puesto en circulación distintas versiones del juego donde se puede jugar online a través del pc o cualquier dispositivo móvil de hoy el día.

Si bien ha variado su presentación sigue teniendo hoy día tanta popularidad como antes y las nuevas generaciones siguen jugando al bingo.


Tu comentario