¡No va más! ¿O si?

Cuando se trata de querer sacar ventaja, las personas pueden llegar a hacer cosas irracionales.

En un casino argentino, una pareja jugaba a la ruleta cuando intentaron estafar al casino de una forma un poco tonta.

Luego de que el croupier cantara el clásico “no va más” y comenzara a girar la bola, otra pareja que no pudo ser identificada intentó apostar al número que salía en esa jugada.

El croupier curiosamente no se percató de esto y luego de salir el número al que habían apostado la primera pareja intentó cobrar el premio.

Lo que no sabían era que los videos de vigilancia habían filmado toda la maniobra y fueron detenidos al momento de querer cobrar el premio.

Un juez los declaró culpables de maniobra fraudulenta y tuvieron que pasar unos días en la cárcel.


Tu comentario