Mesa de craps

La mesa de craps como sucede con la mayoría de las mesas de los juegos de casinos, está cubierta por un paño de color verde.

Sobre este paño está impreso el diseño donde se dividen los casilleros donde los jugadores pueden colocar sus apuestas.

Esta división está hecha en base a que el croupier pueda distinguir quién apostó, dónde y cuanto.

Una de las particularidades de la mesa es su simetría, con el fin de que todos los apostadores puedan tener acceso a todos los casilleros.

Las medidas de la mesa son cercanas a 1×3.5 metros y la proporción del diseño permite que el croupier maneje las apuestas al controlar el medio de la mesa.

El juego en sí no presenta demasiadas complicaciones, básicamente se trata de arrojar los dados y acertar con la apuesta en la combinación de números que salga.

Más allá de su sencillez es un juego muy popular que tiene muchos adeptos.


Tu comentario