Mantener siempre el control al jugar en la ruleta

control_ruleta1Las clasificaciones de un jugador profesional son por muy sobre la media los perfiles de estos jugadores es sopesar los factores del juego de ruleta, investigando las ventajas del juego y evaluando las desventajas que poseemos en el juego todo ello para crear una estrategia que le otorgue una mejor posibilidad de ganar en el juego, para que esto sea efectivo debemos mantener la mente fría sin tener desordenes emocionales que afecten nuestro juego. La forma adecuada de jugar de un jugador profesional es equilibrada y no arriesga nada a su suerte como lo hacen los jugadores inexpertos o ludópatas.

Son varios los sicólogos que han estudiado el comportamiento de los jugadores de ruleta y muchos de ellos han deducido que los ludópatas tienen pensamientos mágicos y optimistas en sus comienzos del juego y mientras más se obsesionan con el juego terminan deprimiéndose y aislándose de su familia y de la gente que los rodea, incluso en muchas ocasiones pueden llegar a cometer delitos para continuar apostando en el juego. Es por ello que debemos evitar ser jugadores obsesivos puesto que si no volvemos ludópatas los síntomas por jugar son muy similares a los que experimenta un drogadicto que los lleva a hundirse más en el juego.

Los jugadores que se obsesionan con el juego y se vuelven ludópatas no dejan de jugar ni apostar. La escusa más común entre este tipo de jugadores es que si pierden continúan jugando para recuperar el dinero perdido y si ganan continúan jugando para aprovechar sus momentos de buenas rachas para ganar aun más. Una de las grandes diferencias entre este tipo de jugadores y los profesionales es que ellos no se rigen a un plan y tampoco no conocen sus propios límites, en cambio el jugador profesional siempre es calculador y mantiene un plan estricto.

También los sicólogos analizan a los profesionales de la ruleta e indican que estos pueden ser muy buenos empresarios control_ruleta2o dedicarse a la actividad que ellos deseen debido a la actitud que ellos tienen. En cambio los jugadores patológicos no mantienen un control de sus apuestas y terminan tomando malas decisiones perdiendo en el juego dinero y también perdiendo su círculo social. Para ser un buen jugador de ruleta debemos entender el juego y saber controlar las apuestas el buen jugador maneja los elementos que puede y nunca intenta controlar el azar debido a que esto es imposible.


Tu comentario