Los orígenes del bingo

Existen diferentes teorías sobre el origen del bingo, un de ellas asegura que el bingo nació en la época de los romanos donde se jugaba un juego en el cual se tenían que llenar tablas con símbolos y figuras mientras se iban sorteando.

Otra de las teorías dice que el bingo se originó en Italia donde se llamaba Lo Giocco del Lotto d’Italia.

Según esta teoría el juego se introdujo en a finales de 1770 el juego llegó a Francia donde se conocía como Le Lotto” y era un juego solo destinado a la aristocracia.

Posteriormente el juego se fue extendiendo por Europa y a principios del siglo XIX el juego llegó a Alemania donde tenía fines educativos y era jugado en los colegios como medio de aprendizaje didáctico.

Más tarde el juego se fue popularizando en el resto del mundo llegando a lo que conocemos hoy.


Tu comentario