Los juegos de azar nos atrapa

casinos1Actualmente ir a un casino es bastante común, puesto que ya no hay que ser un fanático de los juegos para ir a estos lugares de diversión fenomenales, puesto que el número de sucesos que proponen para atraer más público, parece que nunca acaba.

Esto hace que hasta la más conservadora persona, juegue o realice alguna apuesta en el juego de su elección, y de ese modo la gente va descubriendo poco a poco lo especial que es jugar, sin importar que seamos mayores.

Si a un chico de 14 años le preguntamos que desea o que le agrada, no tendrá dudas en mencionar que jugar es su mundo y que no les agradará ser grandes, porque cuando crecen se pierde la cabida de jugar, del mismo modo que Peter Pan, ningún chico que sepa como entretenerse jugando deseara ser adulto.

Aunque nos parezca extraordinario el casino cuenta con esa cabida de regresarnos a ese mundo, en el que nos hallamos y el juego. En ese instante, en el que el juego nos agarra nos olvidamos hasta que los años que tenemos y nos metimos en ese mundo personal y tan único como lo es el jugar.

Tal vez esta sea uno de los motivos por los que los juegos siempre han sobrevivido a las amenazas que se interponen. En cualquier momento, gana la naturaleza y todo haya su proporción.


Tu comentario