Las raíces del Keno

metodos-para-ganar-en-el-keno-1 (533x269)Hoy en día vivimos atentos a las cosas que nos pasan para salir corriendo y jugarle a la lotería. Si nuestro niño ha nacido en la habitación número 56, si luego de esto nos tomamos el taxi número 56 y además has tenido que sacar número en el supermercado y también te ha tocado el 56, pues son suficientes razones para salir corriendo y apostar el dinero que tengas en el bolsillo en la lotería.

Pues estas costumbres no son nuevas, no se han generado ahora, sino que tienen su inicio. Antiguamente wangwei_poema (296x318)en China había un poema llamado “El poema de mil caracteres”, se llamaba así porque los niños podían aprender a leer y a contar hasta mil mediante la memorización del poema.

Ante una crisis financiera del emperador, Cheung Leung, se le ocurrió inventar un juego donde los jugadores debían escoger un conjunto de caracteres dentro de 120 del poema, luego Cheung sacaba un grupo de caracteres y daba el resultado de la combinación vencedora. Así fue que recuperó su economía.


Tu comentario