La varita de luz

salon-de-juegos-para-maquinas-tragaperras-sevillaEl ladrón de máquinas tragaperras Carl Michael, lleva la vida de un adinerado jugador en Las Vegas, permaneciendo siempre un paso más adelante que los agentes de seguridad. A inicios de 1993, Carl Michael podía vencer todo tipo de tragaperras no importaba cual fuera, lo que Carl Michael no sabia que un joven detective estaba tras sus pasos, Carl Michael por su parte decidió vender sus dispositivos.

Nadie querría la varita de luz pues estaba obsoleta, de manera que decidió venderla a otros ladrones de tragaperras, de manera que le vendió a otra persona por 30 mil dólares y lo convenció, puesto que le mostró como funcionaba y le comentó que podía ganar hasta 10 mil dólares al día, y se lo compraron.

Este le consiguió muchas ventas, luego la copiaron y se hizo muy común practicamente todo el mundo la tenia, el detective por su parte buscaba a Carl Michael y al otro ladrón, el detective atrapo al otro ladrón pero no pudieron atrapar a Carl, puesto que minutos antes había salido del cuarto de hotel en la mañana.

Se les repartió a todos una fotografía de Carl Michael puesto que era el ladrón más famoso en todos los casinos, pero Carl Michael podía ganarle a los casinos haciendo trampa a pesar de las cámaras que habían en los casinos, Carl Michael ya estaba empezando a hacer otro tipo de dispositivo para entonces, porque la varita de luz ya había pasado de moda.


Tu comentario