La lengua, dispositivo de 1998

16A inicios del año 1998 el ladrón de tragaperras Carl michael estaba en la cima de su poder hacia entre mil y 20 mil dólares con su varita de luz, pero los casinos se estaban defendiendo, instalando nuevas máquinas imposibles de vaciar con esta herramienta, Carl michael sin embargo estaba preparado, para entonces estaba trabajando en una nueva herramienta, mucha más peligrosa y poderosa que la varita de luz, el lo llamaba la lengua porque tenia la forma de un depresor lingual.

Por primera vez Carl Michael intentaba atacar el panel de circuitos de las tragaperras electrónicas, estaba apostando más por la inteligencia que por la astucia. Entraba por la misma ranura de las monedas, al pulsar un botón del aparato, se encendía una luz roja lo cual quería decir que aumentaba monedas a la cuenta del jugador en forma de créditos, el podía introducir el dispositivo en la máquina y pulsaba el botón al sacarlo dejaba entre 300 y 400 créditos en la máquina de manera que venia otro jugador jugaba y cobraba el premio, de modo que era más difícil atraparlo.

A finales de 1998, estaba haciendo negociaciones para venderla, pero el FBI estaba grabando todas las conversaciones telefónicas de todos los sospechosos de este crimen, incluyendo a Carl Michael, se podía sumar entre 30 y 40 créditos por segundo, lo cual en las tragaperras de 5 dólares, daba una suma 20o dólares por segundo, es decir 12 mil dólares por minuto, pero Carl Michael descubre que la lengua era 10 veces más rápida.

El FBI ya tenia listo todo para atraparlo, en 1999 Carl michael y su pantalla fueron captados por las cámaras de seguridad de un casino, los agentes del casino van y lo apresan y llaman a la policía de casinos de Atlantic City, el detective le dijo el porque de que lo habían detenido, entonces el detective le dijo que lo habían buscado durante 7 años, puesto que siempre estuvo haciendo trampa en los casinos.


Tu comentario