La estrategia y el jugador aficionado

Ser un jugador aficionado no significa perder el sentido de las estrategias recurrentes. Los juegos del azar no implican que no hallemos una estrategia que capte aquel sentido de impredecibilidad.

Claro que es lógico que en estos juegos no siempre nos topemos con el premio mayor, sin embargo jugar por jugar ya debe quedar de lado. La suerte no elige con quien, ya sea profesional o aficionado, no obstante podemos ahondar en nuestro buen ojo haciendo uso de estrategias y desde luego potenciando lo predecible.

Siempre quedaran dudas sobre los sistemas u estrategias propuestas para juegos donde el azar es el rey. Si bien la espontaneidad va de la mano de los jugadores aficionados, estos no deben olvidar ser fríos y hacer uso de cálculos que aumenten sustancialmente las posibilidades.

Predecir no es posible, pero establecer probables claro que se puede. La habilidad es más que suerte, la capacidad de hallar una estrategia en los juegos de azar si tiene sentido.

Recuerda que jugar sin estrategia es como un equipo de fútbol donde nadie se conoce ni sabe que táctica emplear para ganar en contra de un Messi o un Ronaldo.

El mejor sistema será aquel que ofrezca ganancias contantes y sonantes, aquel que a su vez no te enfrente a caer en lo profundo de los riesgos perdiendo escandalosamente. Sé un jugador aficionado si deseas, pero por favor aplica tu mente al igual que tu pasión.


Tu comentario