La emoción de las apuestas

fan2044369Supuestamente las apuestas tienen que darnos emoción, es un lugar perfecto, se hacen apuestas de lo que solo uno está dispuesto a perder, pero una cantidad de dinero suficientemente grande como para poder hacer que nazca la emoción.

Tiene que importarle mucho el dinero, puesto que de allí es donde nace lo emocionante del juego, no gozará de las apuestas sino le interesa si es que gana o pierde, si va a ser así mejor regale  ese dinero a algún necesitado y no lo pierda así nada más.

Si tiene una situación económica estable, puede usted escoger apostar más, la clave es hallar el equilibrio, tiene que importarle el dinero pero tampoco llegue al extremo de apostar su casa o confiar su futuro en una carta triunfadora la cual podría salir como no también.


Tu comentario