La adicción a los juegos de casino

C_2_maincontent_69092_largeimageLa ludopatía es un desarreglo adictivo distinguido por el comportamiento desordenado en relación a los juegos de azar, (cartas, tragamonedas, bingo), videojuegos, al Internet. El empleo  de tiempo, energía y dinero en las actividades de juego crece con el tiempo y la persona se va convirtiendo en más dependiente del juego para enfrentar la vida cotidiana, minorando las actividades profesionales o de recreo. La más extendida es la provocada por las máquinas tragamonedas, debido a su fácil acceso.

La adicción al juego se frecuenta coligar a consumos excesivos de alcohol y otras drogas. Y si se aprecian hurtos chicos, gasto semanal excesivo, absentismo escolar, alteraciones emocionales o disminución del rendimiento escolar, etc. puede existir un riesgo iniciador de ludopatía.

Se dice que una persona es ludópata cuando su juego le lleva a tener dificultades a nivel personal (deterioro de su higiene y salud física, privación del sueño), familiar (abandono de la vida familiar, problemas matrimoniales, aflicción de abandono a sus seres queridos), profesional (negligencia laboral) y social; de forma que piensa, vive y actúa en función del juego. Funda su vida en torno al mismo, dejando a un lado cualquier otra clase de actividad. Convirtiéndose en un esclavo del juego.

Generalmente, se juega para pasar el momento, por conseguir una utilidad, pero cuando trae consigo que se actúe y viva en función del juego, se puede hablar de una enfermedad que precisa ser tratada. Para el ludópata el juego no es un vicio, para él es una necesidad, ha marcado una dependencia con el juego como otros individuos con el tabaco, el alcohol o las drogas. Pero como en toda adicción la víctima es el último en darse cuenta, o mejor dicho en reconocer que tiene un problema.


Tu comentario