Juego de bingo y suerte de principiante.

Una mujer hizo valer la vieja frase “suerte de principiante” al ganar cerca de 200.000 libras en su primera vez en un bingo.

Una tarde mientras su marido miraba el fútbol, la afortunada mujer decidió ir a jugar bingo en una sala cercana a su casa.

Ya que nunca había jugado al bingo invitó a una amiga para que la acompañara y le explicara bien las reglas del juego.

Lo que esta mujer no esperaba era que ese día iba a ganar un premio de alrededor de 200.000 libras en su primera visita al bingo.

Grande fue la sorpresa del marido que se encontraba enojado porque su equipo había perdido, cuando vio llegar a su mujer con una gran sonrisa dibujada en su rostro y casi 200.000 libras en las manos.


Tu comentario