Historia de la ruleta

La palabra ruleta proviene del termino francés “roulette” que significa pequeña rueda. No podemos ubicar el nacimiento de la ruleta en una fecha determinada, pero si podemos confirmar que fue a mediados de la Edad Media.

A modo de aclaración, la Edad Media fue una etapa “oscura” en la historia de la humanidad. Fuertes aspectos culturales arraigados a la sociedad conspiraban contra cualquier inquietud científica, considerándola como un acto de brujería. La Iglesia representaba la “verdad absoluta”, la Religión emprendía dura batalla contra la ciencia y la Santa Inquisición condenaba a la hoguera a todo aquel científico que con sus ideas se atreviera a desafiar a esa pretendida verdad. Por estos motivos, muchos hombres de ciencia fueron perseguidos, acusados de practicar brujería y condenados a la hoguera.

Por aquellos tiempos, la única vía de salvación para poder realizar sus experimentos era buscar amparo y protección en algunos reyes de Europa, quienes con sus ejércitos eran capaces de protegerlos, siempre y cuando compartiesen sus descubrimientos.

Regresando al contexto de la ruleta, la referencia más antigua y directa que tenemos es la llamada “Rueda de la Fortuna ”. La magia del movimiento de las ruedas, la aparente quietud del centro, el aumento de velocidad conforme nos alejamos de él, la posibilidad de que se detenga en un punto al azar… todos estos aspectos influyeron de algún modo en los distintos juegos que tenían como base una rueda que girase.


Se cree que el creador de la “Ruleta francesa”, la base de la ruleta que conocemos hoy en día, fue Blaise Pascal (Clermont-Ferrand, Francia, 1623-París, 1662) .

pascal

Blaise Pascal fue un filósofo, físico y matemático francés. Su madre falleció cuando él tenía tan solo 3 años, a raíz de lo cual su padre se trasladó a París con su familia (1630). Su padre lo inició en la geometría y lo introdujo en el círculo de Mersenne, la Academia. Allí Pascal se familiarizó con las ideas de Girard Desargues y en 1640 redactó su Ensayo sobre las cónicas (Essai pour les coniques), que contenía lo que hoy se conoce como teorema del hexágono de Pascal.

A lo largo de su corta vida ha aportado numerosas investigaciones de gran importancia para la humanidad, de las cuales podemos destacar:

  • Fue designado en una comisión para juzgar los procedimientos determinantes de las longitudes.
  • Formuló uno de los teoremas básicos de la geometría Proyectiva conocido como el Teorema de Pascal y que desarrollo en su “Tratado de las Secciones Cónicas”.
  • Probó por experimentación que el nivel de la columna de mercurio de un barómetro es determinado por el aumento o la disminución de la presión atmosférica (efecto de la presión atmosférica en el equilibrio de los líquidos).
  • Junto con Pierre de Fermat, otro matemático de la época, formularon trabajos sobre la teoría matemática de las probabilidades, un hecho muy importante en campos como la estadística (Ruleta), la matemática y la moderna física teórica.
  • Otras importantes contribuciones científicas incluyen La ley de Pascal sobre la presión de los Fluidos y sus investigaciones en Números Infinitesimales.
  • Escribió la famosa “Cartas Provinciales”.
  • Su libro más “Apología de la Religión Cristiana.
  • El último escrito fue “Pensamientos en Religión”.

La “Ruleta francesa” que se cree que fue ideada por Blaise Pascal, es una ruleta con 36 números, sin contabilizar el 0, en la que existe un equilibrio perfecto en la posición que está colocado cada número.

Curiosidad: la suma de los 36 números de la ruleta da el resultado del místico número 666.

En realidad, esta ruleta solo podía usarse como entretenimiento en círculos de amistades, ya que a nivel empresarial, si se ponen los medios y el personal para el entretenimiento de los clientes, no salía rentable porque la banca nunca tenía la posibilidad de ganar, tan solo contaba con las probabilidades de que el jugador apostase y perdiese.

No fue hasta finales del siglo XIX, cuando los hermanos Blanc modificaron la “Ruleta de Blaise” añadiéndole un 0, lo cual significaba que la banca tenia 1/37 de ganar. Esta ruleta fue estrenada en el Casino de Montecarlo. Por lo tanto, se podría decir que a finales del siglo XIX nació la ruleta Standard, la conocida “Ruleta Europea”.

ruleta

Más adelante, surgió la “Ruleta Americana” a la cual le agregaron otro número más, un doble cero, lo que significaba que la banca tenía dos posibilidades de ganar (2/38).