Ganar al baccarat

art017092Si se nos da una puntuación de 8 o 9 obtenemos a lo que le conoce un número natural, el que sólo puede ser dominado por la banca con otro número natural, o por un equilibrio entre los dos. Si en cambio, es otra la puntuación, pueden pasar muchas cosas, pendiendo del importe obtenido.

Si la mano es menos de 6, se nos dará otra carta, si es más alta pasa lo opuesto, nos quedaremos como estamos. Si la banca suma menos 3, tendrá que repartirse otra carta a sí misma y si es pasa a 6, se encajará.

Y lo que sucede con ambos importes es que una vez más es cambiable y depende de 2 cosas: su puntuación propia y el valor de nuestra carta tercera, si la banca completa un 3, repartirá teniendo en cuanta que nuestra tercera carta no haya salido 8, en caso sea un 4, sacará una carta si la tercera carta de nosotros  se ubica entre 2 y 7, los dos incluidos; un importe entre el 4 y el 7 en nuestra última carta, junto a un 5 en la mano inicial de la banca expresa que tendrá que repartir; por último, si tiene un 6, se repartirá a sí misma cuando nuestra tercera carta haya salido un 6 o 7.


Tu comentario