Estrategias para jugar a los dados

tt0136483Hay muchas estrategias para jugar a los dados. Si usted va a jugar el juego, usted debe tratar de aprender acerca de las estrategias y habilidades que pueden ayudarle a hacer mejor jugando dados. La ilusión de control es una estrategia de este tipo. En esta estrategia, el jugador cree que él es capaz de controlar la forma en que los dados caerán. Por supuesto, la mayoría de la gente cree que no hay manera de que el jugador puede realmente hacer esto.Créalo o no, los investigadores se han hecho algunas pruebas en este ámbito con el fin de tratar de probar que no es posible. Ellen Langer hizo una serie de experimentos en 1975. Ella descubrió que podía observar las señales durante un juego de dados que se indica el nivel de una persona de la participación para influir en el rollo de los dados.

Muchos jugadores de dados parecen creer que tienen más probabilidades de tirar un número elevado si se tiran los dados duro, y un número menor si no lo hacen. Sin embargo, la forma en que la tierra es en realidad dada al azar, no importa lo duro que los tire. Es posible que algunas personas puedan ser mejores para adivinar más que otros. Además, si el tirador se distrae, entonces es menos probable que tirar bien.

Taylor y Brown, la teoría de que podría ser posible para un jugador para influir en los dados a través de optimismo. Se cree que puede ser posible que un jugador para aumentar las posibilidades de obtener el número que desea por creer que iba a suceder. Algunas otras teorías es que las personas que están sanos tendrán mejores posibilidades que las personas que están locos. Sin embargo, fue probado por Pacini, Muir y Epstein que las personas que están deprimidas en realidad parecía mejor en dados.

Hay muchas cosas a considerar al juego de los Dados. Si usted piensa que  puede aprender a controlar el tiro de los dados. Investigar las estrategias disponibles y luego seguir adelante y ponerlos a prueba. Mientras que usted está por ahí tratando de ganar algo de dinero, no se olvide de divertirse también.


Tu comentario