El sonido que atrae

tragamonedas11El mundo del azar está lleno de pequeñas disposiciones que hace que el jugador por si solo se vaya acostumbrando y a la vez enamorando de los sabores que el juego produce, de tal modo que nos dejamos seducir por los sonidos y olores que envuelven la casa de la suerte, las veces que acudimos a un casino.

Cuando acudimos a un casino tradicional, sabemos que tiene todo al alcance de su mano para asi dar a la diversión rienda suelta.

No importa cualquier juego, pero sabemos que una vez que empezamos con las apuestas, es muy difícil que nos vayamos sin querer tener algo de suerte. Ese es el modo como todos caemos en la sensación fantástica de apostar en las tragaperras. Más allá de escoger la que nos identifique más o la que nos tiente más por su pozo, lo que es verdad es que todas tienen algo en común, después de un par de apuestas, palmea nuestro hombro la suerte y nos dice bienvenidos.

De este modo es como cerramos nuestros ojos al momento de hacer nuestras apuestas para que empiecen a girar los rodillos. No cabe dudas que el sentido de la audición se vuelve agudo y podemos sentir como es que van girando cada uno de ellos hasta el momento en que uno a uno van frenando, hasta conseguir algún tiro ganador. Es un placer inaudito, ese sonido que lo podemos replicar hoy en las máquinas tragaperras.

Una vez que escucha a las carretes empezar a girar no existe nadie que se resista a hacer una apuesta. Es cuestión sólo de hacer la prueba y verán como es que la emoción y el deseo por jugar nos invade y supera.


Tu comentario