El niño casino

Siguiendo la línea de excentricismo publicitario en los casinos, un caso muy curioso sucedió con una mujer de Conecticut, que tuvo lo que a la postre terminó siendo una gran idea.

A esta mujer se le ocurrió subastar el nombre de su futuro hijo, de quién estaba embarazada.

Hizo la publicación en Internet y contra los pronósticos recibió ofertas muy tentadoras quedándose con la subasta uno de los casinos mas importantes en el mundo que pagó más de $15.000.

No se sabe si al niño le va a gustar la idea de tener nombre de casino pero igualmente se vendió cara su futura opinión.

Cuando se trata de publicidad para los casinos no se repara en gastos y cuanta más excéntrica más efectiva.


Tu comentario