El blackjack, juego de azar

dki058116El blackjack no es un juego solo de azar. En Estados Unidos el juego ha sido estudiado mucho. El pionero fue, allá en los años 60 Edward O. Thorp, un matemático empleado de IBM que fingió en ordenador millones de manos jugadas, llegando a la terminación de que cada mano personal tiene una única manera de jugarse como se debe.

Al grupo de estas maneras únicas de jugar se le llama estrategia básica, y su diligencia fuerte deja bajar la superioridad del casino sobre el jugador. Sin esta estrategia básica, el juego en si posee una superioridad matemática de sobre 5 % pero en su correcto uso esta superioridad se disminuye a 0.5%.

Thorp llegó también a la conclusión de que las cartas altas benefician al jugador, dado que son la base para conseguir una jugada buena al doblar, o para realizar un blackjack que se paga 3 a 2, mientras que las cartas pequeñas benefician al croupier, dado que le dejan realizar buenas las manos comprometidas (12, 13, 14, 15 o 16). Esto dio lugar al denominado conteo de cartas, técnica que trata en no perder de vista las cartas jugadas, para marcar si entre las que quedan por jugar hay más suma de cartas altas o bajas, y apostar en conclusión.


Tu comentario