Discriminación en casino sudamericano

Hace 4 años tuvo lugar un acto absolutamente injustificable que atentó contra la integridad de una chica de 23 años ypazotero (310x263) los derechos humanos de las personas.

Paz Otero Flores es chilena y padece el Síndrome de Down, en el año 2006 decidió ir al casino a jugar unas fichas, cuando al ingresar con su madre fueron forzadas a dejar el lugar por el grupo de seguridad, debido a la condición de la chica. Semanas después de esto, madre e hija realizaron una demanda solicitando el pago de una compensación.

Inaugurado Casino de Juegos Enjoy de AntofagastaAsí es que en estos últimos días la Suprema corte y la Corte de Apelaciones de Chile han dado a conocer el veredicto, el cual implica que el casino deberá pagar 1.770 dólares a la damnificada por violación a las leyes del consumidor chilenas, y a su vez deberá abonar la suma de 9550 dólares a la madre de Paz por daños morales.


Tu comentario