Cuidado con los niños y los juegos de casino online

Cuando entramos a navegar por Internet buscando cualquier tipo de información, siempre sucede que nos topamos con banners donde publicitan casinos online y juegos de azar, y, si no estamos interesados, simplemente los cerramos.  No obstante, los niños y adolescentes no siempre siguen esta acción, por el contrario, continúan logrando iniciar una partida.
Para estar prevenidos lo primero que debemos saber son las diferencia entre este tipo de sitios de Internet.  En primer lugar tenemos los sitios de juegos recreativos donde no se juega dinero ni real ni artificial.  Luego encontramos los sitios de juego de simulación donde se puede apostar dinero artificial, el cual puede convertirse en real dependiendo del puntaje obtenido en el juego.  Por último están los sitios donde se suele apostar dinero real, los cuales solo son legales para adultos, pero los niños pueden ingresar digitando un número de DNI y un número de tarjeta de crédito.
Los padres pueden ver las páginas que sus hijos visitan y estar al tanto que no tenga contenidos de juegos de azar para adultos, no solo por las grandes sumas de dinero que pueden gastar, sino porque pueden convertirse en potenciales ludópatas.  Lo recomendable es que los padres sean los guías y decidan qué sitios de juegos son los más apropiados para sus hijos.

niños casinoCuando entramos a navegar por Internet buscando cualquier tipo de información, siempre sucede que nos topamos con banners donde publicitan casinos online y juegos de azar, y, si no estamos interesados, simplemente los cerramos.  No obstante, los niños y adolescentes no siempre siguen esta acción, por el contrario, continúan logrando iniciar una partida.

Para estar prevenidos lo primero que debemos saber son las diferencia entre este tipo de sitios de Internet.  En primer lugar tenemos los sitios de juegos recreativos donde no se juega dinero ni real ni artificial.  Luego encontramos los sitios de juego de simulación donde se puede apostar dinero artificial, el cual puede convertirse en real dependiendo del puntaje obtenido en el juego.  Por último están los sitios donde se suele apostar dinero real, los cuales solo son legales para adultos, pero los niños pueden ingresar digitando un  de tarjeta de crédito.

Los padres pueden ver las páginas que sus hijos visitan y estar al tanto que no tenga contenidos de juegos de azar para adultos, no solo por las grandes sumas de dinero que pueden gastar, sino porque pueden convertirse en potenciales ludópatas.  Lo recomendable es que los padres sean los guías y decidan qué sitios de juegos son los más apropiados para sus hijos.


Tu comentario