Confesiones de un dealer

gws196067Trabajar en un casino es un trabajo divertido pero a la vez te sumerge en un mundo totalmente diferente al de todas las personas a tu alrededor, vives de noche…duermes de día, poco a poco y sin darte cuenta te vas aislando de tus seres queridos, y al final tu vida social solo se mueve con gente vinculada a él.

Cuando trabajas en un casino conoces personas de todo tipo y por selección natural vas haciendo de alguno de ellos tu familia… (son las personas con las que compartes todos los días), aprendes a ser confidente y son miles de historias las que escuchas, alegres, tristes, en fin la vida misma en 4 paredes, llenas de luz y música, humo y alcohol.

Es triste ver como personas que no tienen dinero, pueden dejar su vida ahí y a la vez alegrarte cuando ves que alguien puede ganar justamente cuando más lo necesitaba, son parte de la vida misma, y ahí estamos nosotros de espectadores de todo aquello que ocurre y que aunque no quisiéramos nos llega a lo más profundo de nuestro corazón.


Tu comentario