Clásicos del engaño en el poker

bluffAl  igual que las mujeres el Poker es seductor y a la vez traicionero. Los jugadores no escatiman en usar sus habilidades para engañar a sus compañeros de juego, por lo cual siempre es bueno tener en cuenta las técnicas clásicas del engaño, tanto para usarlas en tu favor como para poder advertir cuando están puestas en tu contra.

La primera que se nos viene a la mente es el Bluffing, que por sus características incluso se ha transformado en una jerga popular que indica engaño en asuntos de la vida cotidiana. Esta técnica es recomendable utilizarla cuando se estén jugando los montos más altos, de lo contrario pierde valor.

La idea es que cuando ya sólo te enfrentas a uno o dos oponentes hagas entender a los demás algo que no es, con el fin de que se retiren y te quedes con el bote. Ejemplos típicos son apostar en el flop con una carta alta en la mesa ‘representa’ un par, reenvidar cuando un color es posible, ‘representa’ el color.

La otra de las técnicas es el Slowplaying que también opera bajo la lógica de engañar a los oponentes, pero esta vez haciendo creer que tienes una mano débil con el único fin de hacer crecer el boto que seguramente quedará en tus manos. En este caso no es preciso incitar a que los demás se retiren, pues probablemente no logren sobrepasarte. Por ello se recomienda exclusivamente cuando tengas ciertas certezas de que tu mano es insuperable.

Ten presente que todas está técnicas implican ciertos riesgos, pues si no las utilizas en el momento indicado se pueden transformar en un arma de doble filo.


Tu comentario