Charles Darwin era fanático del backgammon

Cuando hablamos de grandes personalidades de la historia generalmente recordamos sus a sañas y proezas más destacadas, pero generalmente no conocemos lo que hacían en su vida cotidiana día a día, los detalles que hacían a su rutina.

En el caso de Charles Darwin por ejemplo no mucha gente sabe que era fanático del backgammon.

Una afición que adquirió luego de que al regresar de Sudamérica, se viera afectado por una extraña dolencia que le impidió volver a salir de Inglaterra.

Darwin solía jugar al backgammon todas las noches junto a su mujer y tenía un cuaderno donde guardaba celosamente los resultados de cada noche de juego.


Tu comentario