Reglas del blackjack

Introducción

El juego de casino BlackJack o 21 es quizás el juego de mesa más popular que se ofrece en los establecimientos de juegos. Si no estás familiarizado con sus reglas o simplemente necesitas alguna aclaración en algunos elementos, has encontrado el lugar correcto. En esta página se muestran cada una de las cosas que necesitas saber para jugar BlakJack y describe las diferentes reglas que pueden cambiar de un casino a otro.

Si tú estás aprendiendo el juego, puedes leer cada una de las secciones de este sitio. Si estás buscando una respuesta específica para una duda que tienes, utiliza el índice para encontrar la sección de tu interés.

Nota para los visitantes internacionales: Las cantidaddes de dineros y los colores de las fichas que se mencionan en esta página, están descritas desde el punto de vista de un visitante en un casino en los Estados Unidos, el resto de la información que se brinda, debiera ser aplicable en cualquier casino alrededor del mundo:

 

Premisas del juego

La premisa básica del juego es que se desea tener una mano cuyo valor sea lo más cercano al 21 en correspondencia con la mano del dealer, sin sobrepasar el 21. El resto de los jugadores en la mesa no son importantes. Cada mano es jugada estrictamente contra el dealer.

Las reglas del juego para el dealer están estrictamente establecidas sin dejar decisiones a este. Por lo tanto, no existe ningún problema con el dealer o con alguno de los otros jugadores en la mesa que estén viendo las cartas en tu mano. De hecho, si estás jugando a un juego “zapato”, las cartas de los jugadores están todas boca arriba en la mesa. En cualquier caso cuando estás aprendiendo el juego, no vaciles en mostrar tus cartas al dealer o a los otros jugadores y hacer las preguntas que necesites.

 

Valor de las cartas

El valor de las cartas en el BlackJack es el siguiente:

  • Un As puede contarse como 1 u 11 como se muestra más abajo.
  • Las cartas del 2 al 9 tienen el valor que su número indica.
  • El 10, Jack, Reina y Rey tienen todas valor de 10

Los palos de las cartas en este juego no tienen ningún significado. El valor de una mano es simplemente la suma de los puntos de cada carta en la mano. Por ejemplo, una mano con (5,7,9) tiene el valor de 21. No es necesario especificar el valor del As. Se asume siempre que tiene el valor que hace que sea la mejor mano.

Veamos un ejemplo para ilustrar esto:

Tenemos al inicio As, 6 luego esta mano puede ser considerada como 7 o 17. Si decidimos parar en ese momento podría ser el 17. Pero si tomamos otra carta para la mano y resulta ser 3 entonces tendríamos As, 6 y 3. El total de la mano será ahora de 20, contando el As como 11.

Vayamos hacia atrás y supongamos que tomamos una tercera carta que vale 8. La mano es ahora As, 6,8 con un total de 15. Notemos que ahora el As debe ser contada sólo como 1 para evitar sobrepasar el 21.

Una mano que contiene un As es llamado un “soft” total si el As puede ser contado como 1 o como 11 sin que el total sobrepase 21. Por ejemplo As,6 es un soft 17. La descripción parte del hecho de que el jugador siempre puede tomar otra carta en un soft total sin peligro de sobrepasar el 21. La mano As, 6, 10 por otra parte es un “hard” 17, ya que ahora el As debe ser contado sólo como 1, pues si lo contamos como 11 hace que la mano se vaya por encima de 21.

 

El reparto de las cartas

Una vez que se hayan hecho todas las apuestas, el dealer repartirá las cartas a los jugadores. Él hará dos pasadas alrededor de la mesa, comenzando por su isquierda (por tu derecha), de forma tal que los jugadores y el dealer tendrán 2 cartas cada uno. Para los jugadores Europeos y Australianos, vease la excepción al final de esta sección. El dealer tirará una de sus cartas exponiendo su valor.

En los juegos “zapato”, las cartas de los jugadores se reparten boca arriba y no les es permitido tocar las cartas. SI eres un principiante posiblemente desearás comenzar en un juego “zapato”, ya que nop necesitas preocuparte por el manejo de las cartas.

En los juegos en que tienes las cartas en la mano, estas se reparten boca abajo y cada uno de los jugadores recoge sus cartas. Cuando se manipulan las cartas en un juego de este tipo hay algunos puntos importantes a recordar. A Ud. se le permite solamente tocar las cartas con una mano. Si eres jugador de Poker, posiblemente le tome un tiempo romper los viejos hábitos. Debes mantener las cartas encima de la mesa. Cualquier carta que el dealer le entregue, debe dejarla en la mesa y no adicionarla a las que tiene en la mano.

Una vez que se reparten las cartas el juego avanza alrededor de la mesa, comenzando por el primer asiento a la izquierda del dealer, al cuál se le llama la primera base. Cada jugador en su turno le indica al dealer como desea jugar la mano.

Después que cada jugador ha completado su mano, el dealer completará la suya y pagará o recogerá las apuestas de los jugadores.

Nota: Algunos casinos especialmente en Eurpa le dan al dealer una sola carta boca arriba hasta que todos los jugadores han terminado sus manos. Luego el dealer reparte la segunda carta y termina su mano. A esto se le llama la Regla Europea de la carta sin hueco (European No Hole Card rule). Esto puede cambiar la estrategia del jugador, si y sólo si, el dealer recoge las apuestas de todos los jugadores en caso de que el dealer haga un BlackJack.

Algunos casinos que reparten sólo una carta al dealer, en el principio, reembolsarán cualquier any double-down or split bets si el dealer hace un BlackJack. Este tipo de regla no tiene ningún efecto en la estrategia óptima del jugador y no debiera describirse como las Reglas europeas de Cartas sin hueco.

 

Cómo el dealer juega su mano

La forma en que el dealer debe jugar su mano se encuentra bien definida y debe seguir las reglas sin permitirsele elección alguna. Hay dos variaciones muy populares de la regla que determina cuáles son los totales que el dealer debe tomar. En un casino se puede saber cuál regla se está usando de mirar simplemente a la mesa de BlackJack, ya que debe estar claramente indicado.

Las dos variaciones de las reglas son:

  • “El Dealer se mantiene al tomar los 17”: Esta es una de las reglas más comunes. En este caso, el dealer debe seguir tomando cartas hasta que totalice 17 o más. Un As en la mano del dealer siempre se cuenta como 11 si es posible, siempre que no sobrepase 21. Por ejemplo As, 8 será 19 y el dealer debe parar de tomar cartas (“mantenerse”). Lo mismo sucedería si tuviese As, 6 que equivale a 17. El As, 5 es sólo 16, así que el dealer podría tomar otra carta. Sin embargo As,5,7,5 haría 18 y debe parar y mantenerse con esas cartas.
  • “El Dealer toca suave ( hits soft) 17:” Algunos casinos usan esta variante de la regla. Es idéntica a la anterior excepto cuando el dealer tiene un soft total de 17. Manos tales como As,6; As,5,As; As,2,4 son todos ejemplos de soft 17. El dealer alcanza esas manos y se mantiene en soft 18 o superior, o en hard 17 o superior. Cuando se usa esta regla la ventaja de la casa respecto a los jugadores es ligeramente superior. Nuevamente el dealer no tiene elección para jugar su mano. No puede separar parejas, debe estar sacando cartas hasta que llegue a 17 o hasta que pierda por superar el 21.

 

¿Qué es un BlackJack o un Natural?

Un Black Jack o un natural, es un total de 21 en las 2 primeras cartas. Un Black Jack de esta forma está compuesto por un As y cualquier carta de valor 10, con el requerimiento adicional de que estas sean las dos primeras cartas de un jugador. Si por ejemplo se (Split) separan una pareja de Ases y entonces se saca una carta de valor 10 en uno de estos As, esto no es un Black Jack, pero si un total de 21. Esta distinción es importante, porque al ganador del BlackJack se le paga una ventaja de 3 a 2. Una apuesta de $10 gana $15 si el jugador hace Black Jack. Un jugador que hace BlackJack le gana a cualquier total de un dealer siempre que no sea BlackJack, incluido un regular de 21. Si ambos, jugador y dealer hacen BlackJack, entonces la mano es un empate tie or push.

El dealer usualmente pagará las apuestas de un BlackJack ganador inmediatamente, cuando es su turno para jugar. En los juegos boca abajo, esto significa que se debe mostrar el BlackJack al dealer en este momento. Algunos casinos pueden posponer el pago del BlackJack hasta que termine la mano si el dealer tiene una carta superior a 10 y no ha chequeado si tiene BlackJack. Other casinos check under both 10 and Ace dealer upcards, and would therefore pay the blackjack immediately. Independientemente de lo que sea, cuando se hace BlackJack, vire las cartas y sonría, ya que esto sólo ocurre aproximadamente cada 21 manos, pero esto es gran parte de la gracia del juego.

Rendirse

Comenzaremos con una de las decisiones menos comunes, pero consideramos apropiado empezar por la rendición. Esta es una decisión que debe tomarse mucho antes que cualquier otra cuando se juega una mano. No todos los juegos ofrecen la posibilidad de rendirse y aquellos que lo hacen, se dividen en 2 categorías que merecen una explicación: Temprano contra Tarde.

La rendición le ofrece al jugador la opción de doblar la mano al precio de la mitad de su apuesta original. Se debe tomar esa decisión antes de tomar cualquier otra acción con la mano. Por ejemplo, una vez que se ha tomado una tercera carta, o split, o double down, entonces ya no hay opción de rendirse.

Las dos variantes de rendición, Temprano y Tarde, difieren sólo en la forma en que se maneja el BlackJack del dealer. En un juego de rendición temprano, el jugador debe tomar la decisión de rendirse antes de que el dealer revise sus cartas para ver si tiene BlackJack, ofreciendo una forma barata de salirse del juego incluso si el dealer tiene un BlackJack. Debido a que esto ofrece una ventaja saludable al jugador, esta versión de rendirse tempranamente se ofrece muy raramente. La más común variación es la rendición tardía, en la cuál el dealer primero revisa si tiene BlackJack y entonces, si no lo tiene, permite a los jugadores rendirse.

La rendición es una buena regla, disponible para los jugadores que la usan de forma inteligente. Desafortunadamente, muchos jugadores rinden demasiadas manos. Si participas en un juego que permite rendición, usa el Strategy Engine, para determinar cuando la rendición es la jugada apropiada. Para determinar cuando una mano es lo suficientemente mala, que lo que debe hacer es rendirse, considere lo siguiente: Para perder menos con la rendición, se debe tener sólo un 25% de oportunidad de ganar la mano ( ignorando pushes). Es decir, si se pierde el 75% de las veces y se gana sólo el 25%, la pérdida neta es aproximadamente el 50% de las apuestas, que es igual a la cantidad que se perdería seguramente por rendirse. Así que, aprender a usar la opción de rendirse, pero asegurándose cuándo es apropiado hacerlo.

Vale la pena mencionar nuevamente que la mayor parte de las rendiciones son tardías, es decir, después que el dealer chequea si él hace BlackJack. Asegúrese de escoger la opción correcta en el Strategy Engine.

 

Doubling Down

Entre las opciones más ventajosas disponibles al jugador está el “double down”. Sólo puede hacer con una mano de 2 cartas, antes de tomar otra carta. Permite doblar la apuesta y recibir una y sólo una carta adicional para la mano. Un buen ejemplo de oportunidad de doblarse es cuando se tiene un total de 11, digamos 6,5 contra una carta upcard del dealer superior a 5. En ese caso, se tiene una buena oportunidad de ganar la mano tomando una carta adicional, por lo que sería muy ventajoso incrementar la apuesta. Si es un juego boca abajo, debes tirar las 2 cartas boca arriba en la mesa frente a tu apuesta. En otro tipo de juego, agrega una apuesta adicional al círculo de apuestas al lado de la apuesta original, no encima. El dealer te repartirá una carta adicional para tu mano. En el juego boca abajo, él probablemente la coloque boca abajo, debajo de tu apuesta, para revelarla después.

A los jugadores se les permite hacer double down por una cantidad hasta el valor de la apuesta original. Simplemente recuerda que tu estás dando algo por permitirsete doblar tu apuesta: estás perdiendo la posibilidad de tomar más de una carta. Si el juego correcto es hacer double down, deberías doblarte por toda la cantidad de tu apuesta siempre que sea posible.

La pregunta de cuándo es apropiado hacer double down es esencialmente respondida por el uso de la Blackjack Basic Strategy Engine.

 

Splitting Pair

Cuando estas jugando un matching pair de cartas (recuerde, ignorar los suits), tu podrás dividir la mano en dos manos separadas, y jugarlas independientemente. Digamos que estás jugando un par de 8 por un total de 16. El 16 es la peor mano posible para un jugador, debido a que es muy improbable que gane con ella, pero es muy posible que te sobrepases si le adicionas una carta. La posibilidad de hacer Split Pairs es una gran oportunidad para mejorar una mala situación.

Si estás haciendo un juego de cartas en la mano, tira las cartas boca arriba frente a tu apuesta de la misma forma en que se hace en el double down. Entonces, en cualquier tipo de juego, ubica la apuesta correspondiente al lado de la apuesta original, en el círculo de apuestas. Notar que debes tener una apuesta de la misma cantidad en un split, a diferencia de lo que ocurre en un double-down, donde se te permite doblarte por menos. El dealer debe separar las 2 cartas y tratarlas como 2 manos independientes. Digamos que tú tomas un 3 con el primer 8, para un total de 11. Muchos casinos permiten que hagas double-down en ese momento para esa mano de 11. Cuando esto es permitido la regla es llamada “Double after Split”. Independientemente que puedas seguir jugando la primera mano hasta el final, en el momento en que el dealer reparta una carta para la segunda mano, tendrás que comenzar a tomar decisiones con ella.

Si obtienes pares adicionales (en las 2 primeras cartas de una mano), la mayoría de los casinos te permitirán hacer un re-split, haciendo otra mano más. La regla más común es permitir a un jugador hacer split hasta 3 veces, haciendo 4 manos separadas, con 4 apuestas separadas. Si está permitido doblarse después del split, tu pudieras tener hasta 8 veces tu apuesta inicial en la mesa si deseas. Algunos casinos restringen estar haciendo re-split y otros permiten hacerlo de forma ilimitada. También es permitido hacer split con cualquier carta de valor 10, de esa forma se puede hacer en una mano que tenga Jack, Q-Reina. Sin embargo, esto es usualmente una mala jugada. Es recomendable mantener el 20.

La otra complicación para pair splits es con respecto al Split de Ases. Hacer Split de Ases es un movimiento muy fuerte para el jugador, es por ello que el casino restringe a tomar sólo una carta adicional con cada As. También, si tu tomas una carta con valor de 10 en uno de los 4 slipts de Ases, la mano no es considerada un BlackJack, pero en cambio es tratado como un 21 normal y por consiguiente no permite cobrar 3:2 odds.

Algunos casinos permiten re-split de Ases si tu tomas otra, mientras que muchos no permiten hacer re-split de Ases aunque si permiten hacerlo para otros pares cualquiera. Con todas estas restricciones, podrías preguntarte si tiene sentido hacer Split de Ases. La respuesta es un resonante SI. Siempre hacer Split de Ases.

 

Insurance en cada moneda

El Seguro es quizás el menos comprendido de todas las reglas comúnmente disponibles durante un juego de BlackJack. Esto no es necesariamente algo malo ya que la apuesta asegurada es normalmente una apuesta pobre para el jugador, con ventaja alta para el casino. Sin embargo, esto no es siempre así.

Si el dealer tiene una carta superior a un As, el ofrecerá “Insurance” a los jugadores. Las apuestas seguras pueden hacerse apostando hasta la mitad de la apuesta original en la banda de apuestas segura frente a tu apuesta. El dealer chequeará para ver si él tiene una carta de valor 10 por debajo de su As y si él tiene BlackJack tu apuesta segura será pagada con los 2:1 odds. Tú por supuesto perderás tu apuesta original (a menos que tu tengas un BlackJack), tal que el efecto neto es que rompes el empate (asumiendo que hayas apostado la mitad completa para el seguro). Esto es por qué las apuestas son descritas como “insurance” debido a que parece proteger a la apuesta original contra el BlackJack del dealer. Por supuesto si el dealer no tiene BlackJack, pierdes entonces la apuesta segura y aún tendrás que jugar la apesta original hasta el final.

En una descripción mucho más simple, Insurance es una apuesta paralela, donde se te ofrecen 2:1 odds si estás apostando a que el dealer tiene una carta con valor 10 sin descubrir (“en el hueco”). Un rápido chequeo de los odds nos muestra lo siguiente: En un juego de una sola baraja, hay 16 cartas con valor 10. Asumiento que tú no se ves ninguna otra cartas, incluyendo las tuyas, los 10 están considerados como 16 de las 51 cartas después que las As del dealer son eliminadas. Para la apuesta segura rompa el empate la carta en el hueco debe tener valor 10, en una de cada 3 veces, pero 16/51 es sólo 1 en 3.1875.

La situación es diferente cuando se tiene un BlackJack. El dealer es probable que te ofrezca dinero de empate en lugar de la apuesta segura. Esto es sencillamente la misma vieja apuesta segura con una simplificación incluída. Ignoremos el nombre de “even money” y fijemonos en lo que sucede cuando se asegura un BlackJack. Digamos que tú apuestas $10 y tienes un BlackJack. Normalmente cobrarías $15 por esto a no ser que el dealer también tenga un BlackJack en cuyo caso push or tie

Vamos a asumir que el dealer tiene un As boca arriba, y tú decides hacer una apuesta segura para la cantidad completa, o $5. Ahora, pueden suceder 2 cosas:

  1. El dealer tiene un BlackJack. Yo empato con $10, pero acumulo 2:1 sobre $5 de apuesta segura para un total de $10 de ganancia.
  2. El dealer no tiene BlackJack. Yo pierdo $5, pero acumulo $15 por mi BlackJack. La ganancia total es $10.

En ambos casos, una vez que yo hago la apuesta segura, tendré garantizada una ganancia de $10 o el “even money” por mi apuesta original. De esta manera, los casinos me permiten eliminar las apuestas seguras completamente y simplemente declarar que deseo “even money” para mi BlackJack cuando el dealer está mostrando un As.

Probablemente estás pensando que esto parece ser un magnífico negocio. Estas garantizando una ganancia incluso si el dealer tiene BlackJack. Pero recuerda que la ganancia garantizada tiene su precio. Pudieras ganas más dinero a la larga manteniendo los $15 de apuesta a pesar de que algunas veces termines con la manos vacías. No obstante, muchos jugadores son firmes en preferir el dinero de empate cuando se les ofrece. Simplemente ten en cuenta que te está costando dinero a ti mismo cuando tomas esta decisión.

La estrategia básica de un jugador puede ser nunca tomar la apuesta segura, ni siquiera del dinero de empate. Los que cuentan cartas por otra parte pueden a menudo detectar situaciones donde más de 1/3 de las cartas que quedan tienen valor 10 y entonces la apuesta es ventajosa. Al no ser que sepas que la apuesta es favorable, simplemente ignórala.

 

Ahora ya puedes probar!