Historia del BlackJack

Se cree que los primeros juegos de cartas fueron jugados en China alrededor del 900 antes de cristo. Ellos utilizaban billetes de papel que mezclaban en diferentes combinaciones. Ellos llamaban a las cartas “boletos de papel”.

Esos boletos de papel evolucionaron en las cartas de jugar, algunas de las primeras versiones fueron inventadas por los seguidores del Islam y adornadas con motivos complejos. Cuando las cartas fueron llevadas a Italia y España los motivos fueron reemplazados con las figuras de la corte real, como los reyes. En 1440 un pintor alemán realizó el primer mazo oficial de naipes. La reina apareció alrededor del 1500 cuando los franceses reemplazaron una de las cartas masculinas por la reina.

Este es el origen de las tradicionales 52 cartas, que aparecieron en el 1600 y eran conocidas como pack francés y luego fueron adoptadas por los ingleses.

Se cree que fueron los franceses quienes inventaron el Balckjack siendo éste un derivado del juego de cartas “chemin de fer” y del “French Ferme”. El juego 21 se originó en los casinos franceses alrededor del 1700, y migró a los Estados Unidos en el 1800.

Aunque el 21 parezca muy similar al Blackjack tiene sus diferencias. El objetivo en el 21 es alcanzar un “natural” con cartas sumando 21, pero las cartas eran repartidas en rondas y luego de cada una se realizaba una apuesta. Solo el repartidor podía doblar si tenía un natural, los otros jugadores le debían pagar el triple.

Otro juego que puede haber contribuido al blackjack, tal como lo conocemos, es el juego italiano siete y medio. Este juego era jugado solo con ochos, nueves, dieces y las figuras, las cuales se cuentan como medio. El rey de diamantes era comodín. Este se piensa que era el primer juego donde el jugador podía perder automáticamente si las el la suma total de las cartas estaba por encima del valor 7 y medio.

El juego español uno y treinta tiene similitudes con el Blackjack, aunque el total deseado es 31 y no 21, y el juego se juega con 3 cartas en vez de 2.

El 21 cruzó el océano desde Europa hacia América alrededor del 1800. Apareció en las salas de apuestas en 1910 en Evansville, Indiana.

El juego no fue muy popular en sus comienzos y las casas de apuestas probaron diferentes bonos de pago para atraer a los jugadores. Cuando un jugador obtenía la J de espadas y el as de espadas como sus 2 primeras cartas recibía un gran bono de pago, de ahí el nombre del juego, blackjack. El pago original para este blackjack era de 10 a 1. Algunas casas reconocían tanto a la J de trébol como a la de espadas para el pago de 10 a 1.

Como ahora no se necesita específicamente una J con un as para formar el 21sino que cualquier carta que valga 10 se puede utilizar, el nombre de blackjack es simplemente una alusión a la historia del juego. Los casinos tradicionales ahora ofrecen un pago de 3 a 2 por un blackjack natural sin importar el palo.

Por ser un juego de apuestas no fue evitado por los científicos. Estos a finales de la década del 50 tomaron interés en el Blackjack, más que nada porque no es un juego simple a nivel matemático y calcular las mejores tácticas de juego representaba un atractivo reto para los matemáticos y científicos.

En la década del 60 Edward O. Thorp uno de los más famosos matemáticos descubrió su fascinación por este juego. En 1961 después de haber obtenido su título fue contratado como profesor en la MIT. Escribió un ensayo titulado la fórmula de la fortuna el cual presentó en la reunión anual de la Asociación Americana de Matemática. Este ensayo describía algunos modelos de blackjack. Para comprobar sus teorías Thorp se unió a Emmanuel Kimmel un empresario neoyorquino para llevar a cabo esta aventura financiera. Ambos tomaron un viaje hasta Nevada para jugar al blackjack usando la técnica de conteo de cartas de la cual nunca antes se había oído hablar. Empezaron con un presupuesto de 10.000, al finalizar su aventura tenían más del doble de su dinero. Este fue un momento crucial en la historia del blackjack y sembró la semilla de lo que sería el conteo de cartas posteriormente.

Haciendo uso de esta técnica Ken Uston en la década de los 70 se convirtió en uno de los jugadores de blackjack más conocidos. Este genio matemático con un coeficiente intelectual de 169 concurrió a la Universidad de Yale a la edad de 16 y obtuvo su MBA en la Universidad de Harvard.

Después de disfrutar de varios años de éxitos alrededor de los casinos del mundo, Ken conoció a Keith Taft, un ingeniero en electrónica quien desarrolló una computadora que realizaba un juego perfecto de blackjack y podía ser usada sin ser detectada. Este se convirtió luego en el prototipo llamado George.

Ken y su equipo ganaron cientos de miles de dólares en Las Vegas y millones en Atlantic City antes de ser bloqueados por los casinos.

Juega ahora!