Baccarat, sencillo de jugar

Puede parecer difícil jugar este juego, no obstante sus reglas son muy simples, no hay duda alguna de que es un juego de apuestas pero mucho más fácil que el juego del blackjack, por ejemplo no hay una regla marcada para el tiraje de cartas, al mismo tiempo cuando los jugadores ya hicieron sus apuestas, no tienen más que esperar puesto que a partir de ese instante no puede participar ni tomar decisiones que se vinculen a la apuesta o al juego.

Es usual que a los jugadores novatos les parezca difícil y extraña la mesa de baccarat, si bien hay ciertos cambios del juego, como el banque, en donde un jugador tiene que asumir el examen de banquero y no podrá girar como el baccarat tradicional.

La mesa tiene un diseño de 3×1, debe ser fabricada perfectamente para que los croupier puedan tener acceso a todas las cartas y fichas que hay en la mesa de baccarat, por otro lado se ponen cajas numeradas en el centro de la mesa como en uno y otro extremo.

Allí los distintos jugadores colocan sus apuestas, puede ser en contra de la mano del banquero o a favor de ella, es importante que se sepa algunas particularidades de la mesa de baccarat como por ejemplo que no tiene el número 13, su único fin es impedir la mala suerte que generalmente varias culturas vinculan mencionado número a la malaventura, de ese modo es como la mesa de baccarat tiene por un lado números del 1 al 17, mientras que por otro lado llega al 15, impidiendo el número maldito.


Tu comentario