Ases de ruletas

En España la familia García-Pelayo supo una modalidad de cómo ganar varios cientos de millones en ruletas de casinos de todo el mundo en la década de los ‘90. Para ganar tanto dinero el método que utilizaron y tantas veces es completamente legal, ya que no hicieron trampa. Prácticamente ellos se basaban en un método de análisis estadístico, es decir, un análisis de las desviaciones físicas de la ruleta y sus tendencias. Ya que observando cada ruleta se dieron cuenta que éstas sufrían de una desviación y así de esa firma sabían dónde iba a caer la bola.

Varias semanas consecutivas tomaban números, mientras otros apostaban posteriormente.
Casi todos los integrantes de esta familia estaba implicada en ello y la familia Pelayo ganó mucho dinero en el Casino de Madrid, en Barcelona, en Canarias, en Ámsterdam, en otras ciudades europeas y prácticamente en el resto del mundo, incluyendo Las Vegas y Australia. Prácticamente a casino que ellos entraban se ganaban todo en la ruleta.

Con el tiempo las ganancias se fueron elevaron a más de 250 millones de pesetas, a principios de los ‘90. Después de unos años de haber ganado tanto dinero, como era de esperarse, acabaron prohibiéndoles la entrada en los establecimientos de juego y los casinos cambiaron las ruletas de lugar, cambiaron de modelo e incluso intercambiaron piezas para que no sucediera otra vez.


Tu comentario