Anécdotas de ruleta

La ruleta como la mayoría de los juegos de casino han vivido anécdotas muy interesantes a lo largo de su historia.

Una de estas anécdotas sucedió en Argentina por la década del 40, época en donde los casinos habían pasado a manos estatales y su popularidad estaba en auge.

Un hombre que trabajaba como peluquero en la cuidad de Necochea, era un gran aficionado y constantemente buscaba descubrir nuevas estrategias para ganar.

Una noche siguiendo los números que salían se dio cuenta que existía una tendencia debido a un desgaste en los cilindros del mecanismo.

Luego de esto comenzó a jugar a estos números con éxito hasta el momento en que esa ruleta fue trasladada a otra ciudad.

El hombre no quería perder su mina de oro y buscó la ruleta hasta que la encontró y la identificó de inmediato.

Una noche mientras su esposa jugaba siguiendo sus instrucciones a su lado se encontraba una mujer quién le comentó su admiración hacia su suerte.

La esposa del peluquero quién estaba aburrida de jugar decidió comenzar a hablar con la otra mujer y en la conversación le comentó la estrategia que usaba su marido.

Resultó que la otra mujer era esposa de un ciudadano alemán quién más tarde formaría una organización con algunos de sus amigos utilizando esta estrategia y posteriormente el método sería conocido como “de los alemanes”.


Feedback

  Comments: 1

Tu comentario