Algunos datos sobre la Ruleta

Girando con nuestra suerte y la buena racha de un jugador con sexto sentido llegó La Ruleta o “roulette” que es el término francés del que proviene. Convertida hoy en una especie de icono de los casinos se recuerda quizá de forma no pulida su aparición antes de llegada la Edad Media.

Podemos decir que antes de conocerse como tal este juego tuvo su mayor referente en la Rueda de la Fortuna, un juego que a lo largo de los años y en los distintos puntos del planeta era espaciosamente mencionado.

Si nos trasladamos al pensamiento antiguo, reconoceremos que este juego envuelve un culto digamos, mágico. Su solo movimiento puede hipnotizarte haciendo que el juego se vuelva constante y bastante divertido, por esto también se le vincula al universo del Tarot o los mencionados arcanos mayores.

Los investigadores llegan a mencionar a Blaise Pascal como el padre de la ruleta o quizá el más próximo a serlo. Él diseño una ruleta que contenía 36 números sin incluir el 0. Ahora, el dato curioso es la suma de todos los números, puesto que realza la idea mística con el resultado de un 666, un número que hoy en día es bastante polémico.

Como es lógico La Ruleta dio sus primero pasos como un juego de grupos pequeños (amigos, familiares, etc.) No obstante pese a su baja rentabilidad, su exquisito gusto e imantado diseño la terminaron por trasladar a las grandes empresas con una nueva modificación.

Fue entonces que los hermanos Blanc en el siglo XIX le añadieron el número 0. Esto supuso un aumento en la proporción de premios de 36/36 a 1/37, en otras palabras el margen de ganancia para los casinos o casas de apuestas y juegos de azar subió a 2,7%. Este es el diseño que hasta el día de hoy se mantiene, no obstante otros casinos adoptan el 00 (38 números) generando un margen de ganancias superior.


Tu comentario