Algo de el casino

ptg00422404La palabra Casino proviene del italiano casino que significa casa en el campo. Parece que originariamente había algunas villas en el campo que se usaban como lugar de entretenimiento para la nobleza y la clase media alta. Uno de estos entretenimientos eran los juegos de azar. Al pasar estos lugares a las ciudades o sus alrededores han seguido el nombre originario de casinos, el que se usa en casi todas los lenguajes occidentales.

Todo el tiempo ha habido un “tira y afloja” entre esos locales y sus juegos con los gobiernos de cada país, de tal manera que en muchos todavía hay restricciones de dichos juegos y locales, siendo la tendencia a permitirlos con una regulación y fiscalización muy estrictas. Mucho ha tenido que ver la religión y los totalitarismos con las restricciones, deseando dar una imagen de vicio y depravación.

Debemos tener presente además que la mayoría de juegos de los casinos son de “recompensa inmediata”, lo cual puede intervenir en personas proclives psicológicamente a caer en una adicción al juego (ludopatía), al igual que pasa con todos los juegos que posee la misma clase de recompensa (máquinas tragaperras, bingos..). Esto llevo a fundar su imagen mala con ejemplos amplificados, así como su asociación con lo ilícito y a veces con lo depravado.


Tu comentario